Últimos temas
» Yo misma
Mar Mayo 17, 2011 1:54 pm por Araben

» Último libro comprado
Lun Mayo 02, 2011 3:53 am por Sandri

» Último libro leído
Lun Mayo 02, 2011 3:51 am por Sandri

» Test para Foristas :)
Sáb Mar 19, 2011 12:43 pm por Soniifairy

» Detalles de Venta
Mar Mar 15, 2011 5:39 pm por lady anime

» División en dos apartados
Lun Mar 07, 2011 4:07 pm por Sandri

» Otros libros
Jue Mar 03, 2011 10:05 am por Shadowsoul

» Carta de amor
Jue Mar 03, 2011 10:01 am por Shadowsoul

» Stranger
Jue Mar 03, 2011 9:45 am por Shadowsoul

Septiembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña


El Ángel Diabólico

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Ángel Diabólico

Mensaje  Sandri el Mar Jun 23, 2009 5:43 pm

Título: El Ángel Diabólico
Resumen: Jack oculta más de un secreto que podría costar a Lily algo más que la vida...
Género: Fantástico.
¿Es para un concurso? ¿Cúal?: Ya envié esta historia a un concurso, y quedé primera ^^

EL ÁNGEL DIABÓLICO

Éste es mi mundo.
Aquí nací y me crié. Aquí aprendí cosas como leer, escribir, sumar, restar... Aquí aprendí a amar, a odiar, a ser feliz, a afrontar la vida...
Aquí aprendí a vivir.
Ahora, eso no me sirve de nada.
Porque ya no vivo.
Me deslizo entre los muebles de la habitación victoriana, tan lujosos como la mansión entera o incluso un poco más, recordando.
Pensando en él.
Aún hoy, varios años después, no puedo creer que ocurriese una cosa así. Pero siento que debí hacerlo, sé que hice bien y no me arrepiento por ello, a pesar del tremendo castigo que he recibido.
Siento cansancio, pero no puedo sentarme en ninguna parte, puesto que todo es materia y yo soy etérea. Así pues, me limito sencillamente a quedarme flotando en el aire junto a la inmensa cama adoselada, ingrávida, ligera, frágil...
Más viva que nunca.


Todo ocurrió aquella tarde de martes.
Jack me llamó para quedar en el parque en quince minutos. Sorprendida por el tono nervioso de su voz, me apresuré al lugar de nuestra cita con una creciente inquietud atenazándome el alma. El corazón me latía con fuerza cuando lo vio aparecer, advirtiéndome, avisándome de que estaba a punto de suceder algo que cambiaría nuestras vidas. No podía saber el qué, ni tan siquiera imaginarlo, pero sabía que a partir de aquel día nada sería igual.
Llegué al parque y allí estaba él, esperándome. Me saludó con un beso en los labios, como siempre, pero lo noté tenso y nervioso.
-¿Qué ocurre? –pregunté, empezando a preocuparme.
-Tengo algo que contarte –anunció; su tono de voz aumentó mi inquietud-. ¿Podríamos ir a tu casa?
-Bueno... Mis padres no están...
-Entonces es el lugar idóneo.
Así pues, nos pusimos en camino. Llegamos cogidos de la mano a la mansión victoriana que compartía con mis padres y subimos a mi habitación. Jack se dejó caer en mi cama y me invitó a hacer lo mismo. Preocupada, le obedecí.
-Lily –comenzó; me encantaba el cariño con que pronunciaba mi nombre-. Quiero contarte esto, ante todo, para que sepas qué tipo de criatura soy. Tal vez tengamos que separarnos, pero no puedo callármelo más: debo explicártelo.
Me estremecí ante sus palabras. Nerviosa y temblorosa como un flan, y notándolo a él igual de nervioso, tomé sus manos en un intento por tranquilizarnos, ambos, él y yo.
-Jack –susurré-, ¿qué tratas de decirme?
Suspiró.
-Antes de que lo sepas...
Se lanzó sobre mí y me plantó un dulce y apasionado beso en los labios. Sorprendida y temiendo lo peor ante aquella reacción, se lo devolví con ternura, bebiendo de aquel beso como si me fuese la vida en ello. Al poco, Jack se separó y agachó la cabeza. Parpadeé, deseosa de retomar el beso, pero fui incapaz; me quedé muda de asombro.
Habían aparecido unas alas en la espalda de Jack.
Las observé detenidamente, boquiabierta. Parecían alas de pájaro, pues estaban hechas de plumas, aunque tenían algo más, algo deslumbrante y purificador; pero eran plumas rojas y negras, colores que les conferían un aspecto demoníaco. Jack las batió, aún sin mirarme; aguardaba mi reacción. Sólo fui capaz de susurrar su nombre.
-Soy un híbrido –dijo, o más bien, escupió-. Mi madre era humana, pero mi padre fue el primer descendiente de un Hijo del Edén y un Hijo del Hades. Es decir: era hijo de un ángel y un demonio.
Volví a quedarme boquiabierta. ¿Realmente existían aquellas criaturas?
-Por ser lo que era –prosiguió Jack con voz tensa-, mi padre fue relegado a la Tierra, el mundo intermedio entre el Hades y el Edén. Fue arrojado aquí, condenado a camuflar su verdadera naturaleza bajo una apariencia humana, y fue así como se enamoró. Mi madre fue una luz para él, una luz con la que guiar sus perdidos pasos en un lugar desconocido, desterrado por los suyos. Ella le correspondió y engendraron a la criatura que tienes ante tus ojos. –Sonrió amargamente, aún sin mirarme-. Fue asesinado por sus padres por haber revelado su identidad a mi madre tras haberla dejado embarazada. Nunca llegué a conocerlo.
Su rostro se mostró inexpresivo y calló un instante, aunque no percibí dolor en su voz. Le apreté un poco las manos, muda de terror por lo que estaba oyendo, y él se recompuso. Alzó un poco la vista para volver a hablar.
-Te cuento todo esto porque te amo, y porque quiero que sepas qué tipo de criatura soy. Mi madre murió ya y tú eres lo único que me queda en la vida... y no quiero tener secretos contigo. –Me miró al fin, el fuego de la pasión brillando en sus ojos, verdes como esmeraldas-. Por desgracia, tarde o temprano tendremos que separarnos, pues los seres como yo no podemos mantener relaciones amorosas con humanos.
-¿Hay más como tú? –pregunté con un hilo de voz.
-Desde el primer “desliz” que tuvieron mis abuelos, hubo muchos otros que los imitaron –respondió Jack con voz trémula-. Mi padre fue el primer híbrido, pero yo no fui el segundo. Ninguno de los que me precedieron han revelado su identidad, pues el castigo por ello es... la muerte.
-¿Qué? –grité, histérica-. ¡¿Van a venir a matarte?!
-Aceptaré mi castigo, no podía seguir ocultándotelo...
Enloquecí. Desconecté del mundo real, sin darme cuenta de que mi pulso se aceleraba y mi respiración se agitaba. Iban a matar a Jack, a lo que más me importaba en la vida... Sentí sus brazos sobre mi cuerpo, rodeándome, sujetándome, estrechándome contra sí, y me aferré a aquel dulce contacto deseando que no fuese verdad lo que me había contado. Pero sus alas lo demostraban; asimilando su historia, le devolví el abrazo y lo besé casi salvajemente, loca de dolor por el castigo que podría recibir por haberme desvelado su naturaleza. No me percaté de que me hablaba; simplemente, le besé.
Pero él me apartó con suavidad.
-Lily –me susurró al oído-, ¿has escuchado lo que te he dicho?
Mi desesperada mirada fue muy elocuente.
-Te he preguntado si quieres seguir junto a mí después de...
-¿Tú qué crees? –lo corté con delicadeza.
-¿Estás segura?
Asentí con la cabeza, observándolo ardientemente, pero estoy segura de que leyó la angustia en mis ojos castaños.
-Entonces debemos irnos, y cuanto antes, mejor –determinó.
Se levantó de la cama adoselada y caminó hacia la ventana con una mano extendida para abrirla. Se paró en seco, con el terror deformando su hermoso rostro. Me levanté y avancé hacia él con presteza, pero Jack saltó súbitamente sobre mí y me hizo caer sobre las lujosas alfombras que cubrían el suelo de mi dormitorio. Oí el cristal de la ventana romperse con un gran estrépito, y un segundo después, una flecha se había clavado en la pared de enfrente. Me incorporé para ver qué ocurría, al tiempo que Jack se levantaba y se situaba ante mí para protegerme.
La ventana se abrió de golpe. Di un respingo.
-No hacía falta ser tan bruto, cariño –dijo una voz de mujer, suave y dulce como una brisa cálida.
-Lo siento, no he podido resistirme –se excusó una voz de hombre, fuerte y fiera como una tormenta en alta mar.
Parpadeé, perpleja, y observé a las dos figuras que habían entrado en mi habitación por la ventana rota y se habían situado frente a Jack. La primera que había hablado tenía los largos cabellos del color del oro y los ojos azules como el cielo de verano. Sus rasgos eran suaves y delicados como su voz, y su piel era tan blanca que parecía nieve. Vestía una túnica blancoazulada que le llegaba hasta los pies, y a su espalda crecían dos relucientes alas hechas de brillantes plumas blancas. Comprendí que era una Hija del Edén: un ángel.
Nuevamente boquiabierta, contemplé la otra figura: era un hombre de piel roja, que relucía a la luz del atardecer, y ardientes ojos castaños, que brillaban amenazadoramente. Era muy alto y su porte era majestuoso, altivo, seguro de sí mismo. No tenía nada de cabello, y en su calva crecían dos pequeños cuernos que giraban en espiral. De ropa no llevaba más que un pantalón negro que le llegaba hasta los tobillos, y su espalda presentaba dos alas negras y rojas, parecidas a las de los murciélagos. Retrocedí aterrada ante la visión de aquel demonio, arrastrándome lo más lejos posible de él y de su celestial acompañante.
-Jack, querido –habló ésta-. ¿Por qué lo has hecho? Conoces el castigo, y también la suerte de tu padre cuando cometió el mismo error.
-Porque la amo –respondió él, fiera y firmemente, aún situado ante mí.
-En tal caso, recibirás tu castigo –sentenció el demonio.
No me había dado cuenta de que llevaba un arco en la mano y un carcaj a la espalda. Mi corazón se aceleró ante lo que estaba a punto de suceder.
-Primero nuestro hijo y ahora nuestro nieto... –murmuró la hermosa mujer, negando con la cabeza; su rostro mostraba una mezcla de dolor y resignación, así como serenidad.
Comprendí enseguida lo que se disponían a hacer.
Apenas tuve un instante para decidir qué hacer; simplemente, actué.
Me levanté torpemente y me arrojé, lo más rápida que pude, sobre Jack, quien parecía dispuesto a recibir su castigo estoicamente, tan sólo preocupado por protegerme; conseguí empujarlo a un lado y quedar en su lugar. Tuve tiempo de alzar la vista hacia el hombre y la mujer, el demonio y el ángel, antes de sentir un fuerte dolor en el pecho.
Un grito desgarrador penetró en mi aturdido cerebro y resonó por toda la sala. No me di cuenta de que caía hasta que sentí unos brazos sostenerme con fuerza y firmeza. Percibí un llanto cerca de mí, aunque me llegaba como un lejano eco. Noté unas suaves manos acariciando mi rostro y apartándome el cabello de él. Pestañeé, pues no veía nada aunque tenía los ojos abiertos, y le vi.
Por supuesto. ¿Quién si no? Era Jack quien estaba a mi lado, quien me cuidaba, quien derramaba ríos de lágrimas por mí.
-Debe ser condenada –oí la voz del Hijo del Hades.
-No, por favor –suplicó Jack, sin dejar de mirarme-. No le hagáis eso...
-Se ha interpuesto entre un Castigador y un Condenado; la pena mínima es no alcanzar nunca la Plenitud.
El dolor en el pecho aumentó. Cerré los ojos y grité agónicamente, para tratar luego de secar las lágrimas de Jack con mis dedos mientras hacía intentos por hablar.
-No llores... Yo... te amo...
-Vas a ponerte bien –me prometió él, a pesar de que sabía que no era cierto-. Aguanta, Lily, te voy a curar.
-Es imposible, Jack –dijo la Hija del Edén con suavidad-. Es demasiado débil para soportar...
-¡No va a morir! –la cortó Jack con rabia, sin reprimir los ríos salados que resbalaban por sus mejillas.
Pero yo me sentía morir. Sabía que no aguantaría mucho, el ángel tenía razón. Era incapaz de describir el dolor del pecho; tan sólo sé que escocía y me hacía retorcerme en los brazos del sollozante Jack. Sentí poco a poco que la fuerza abandonaba mi cuerpo, que la vida se me escapaba...
-Jack... –susurré antes de exhalar mi último aliento-. Bésame...
Conscientes ambos de que sería el último beso que compartiríamos, lo saboreamos cuanto fuimos capaces, él intentando hacerme revivir, yo aferrándome a la vida sin éxito. Cuando nuestros labios se separaron, sólo fui capaz de musitar unas palabras antes de que mi corazón se detuviese para siempre.
-Siempre... serás... mi ángel... diabólico...
La última palabra fue apenas un susurro audible. Aún pude sentir a Jack abrazando mi cuerpo, mientras me iba sintiendo cada vez más ligera...

... Hasta que me convertí en lo que soy ahora.
Jack lloró mi muerte abrazado a mi cuerpo, sin querer aceptarla, pero el Hijo del Hades que tenía como abuelo le ahorró la prolongación de su sufrimiento ejecutando su sentencia como Castigador que era. Pude verlo todo desde mi entonces nueva posición fantasmal, pero no he vuelto a ver a Jack desde entonces.
Poco a poco fui entendiendo las palabras del demonio mientras yo agonizaba: nunca alcanzaría la Plenitud, pues por mi atrevimiento al interponerme entre él y Jack, había sido castigada a errar eternamente por el mundo, sin poder subir al Edén o descender al Hades. Al igual que los híbridos, estoy condenada, relegada al mundo intermedio entre el hogar de los ángeles y el de los demonios. En cambio, Jack sí había podido alcanzar aquella Plenitud y ahora descansaba eternamente, seguramente sin acordarse de mí, sin saber...
Pero yo sí recuerdo, y sí sé. Sé muchísimo desde aquel día en que perdí la vida, puesto que también lo perdí a él.
Me siento muy triste. Deseo llorar, pero ningún fantasma puede dar rienda suelta a sus sentimientos, como ya he comprobado; por tanto, debo contener mi llanto y tratar de aplacarlo. Observo nuevamente la habitación, visualizando las últimas imágenes de mi corta vida, y pienso.
Pienso que mi sacrificio valió la pena. Pienso que Jack está en un lugar mejor, lo cual me alegra. Y pienso, con una sonrisa dibujada en los labios, que esté donde esté, siempre será mi ángel diabólico.

_________________
"Se marchó, se fue por donde había venido y no volvió,
y me ha dejado con dos tazas de café...
y el alma llena de pena"


"Porque, antes de saber condenada el alma de otro,
prefería vender la suya propia al diablo"


Mi blog: http://azahara-librosymusica.blogspot.com/

Sandri
Elfo

Cantidad de envíos : 535
Edad : 25
Localización : El bosque de Alis Lithban ^^
Fecha de inscripción : 14/12/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ángel Diabólico

Mensaje  lady anime el Miér Mar 03, 2010 9:47 pm

Sandri, no me extraña que ganases el concurso, me encanta la historia. De hecho, lo acabo de leer y ahora estoy escribiendo esto con lágrimas en los ojos.
En serio, me ha encantado.
Sigue así campeona Exclamation
avatar
lady anime
Enano

Cantidad de envíos : 91
Edad : 20
Localización : *mira a todos lados, enfadada* Mi príncipe azul se retrasa.
Fecha de inscripción : 17/02/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ángel Diabólico

Mensaje  Sandri el Vie Mar 05, 2010 1:02 am

Muchas gracias, me alegro de verdad de que te haya gustado Smile

Precisamente este relato me lo han publicado, aunque algo "transformado", en una antología publicada por el blog Mientras Lees (http://mientras-lees.blogspot.com/), llamada San Valentín Sangriento. Le añadí un antes y un después a la historia y lo llamé Ángel de Alas Negras. Es uno de mis relatos personales favoritos ^^ (aunque no tanto como la novela que me van a publicar, pero bueno xD)

De nuevo gracias, lady anime Wink

_________________
"Se marchó, se fue por donde había venido y no volvió,
y me ha dejado con dos tazas de café...
y el alma llena de pena"


"Porque, antes de saber condenada el alma de otro,
prefería vender la suya propia al diablo"


Mi blog: http://azahara-librosymusica.blogspot.com/

Sandri
Elfo

Cantidad de envíos : 535
Edad : 25
Localización : El bosque de Alis Lithban ^^
Fecha de inscripción : 14/12/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ángel Diabólico

Mensaje  lady anime el Vie Mar 05, 2010 6:05 pm

¿Qué? ¿He leído bien? ¿Te van a publicar una novela?
avatar
lady anime
Enano

Cantidad de envíos : 91
Edad : 20
Localización : *mira a todos lados, enfadada* Mi príncipe azul se retrasa.
Fecha de inscripción : 17/02/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ángel Diabólico

Mensaje  Sandri el Vie Mar 05, 2010 9:44 pm

Sí xD
Se llama Magia Medieval y es la primera parte de una saga ^^

_________________
"Se marchó, se fue por donde había venido y no volvió,
y me ha dejado con dos tazas de café...
y el alma llena de pena"


"Porque, antes de saber condenada el alma de otro,
prefería vender la suya propia al diablo"


Mi blog: http://azahara-librosymusica.blogspot.com/

Sandri
Elfo

Cantidad de envíos : 535
Edad : 25
Localización : El bosque de Alis Lithban ^^
Fecha de inscripción : 14/12/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ángel Diabólico

Mensaje  lady anime el Vie Mar 05, 2010 9:47 pm

Vaya, cuando salga seré la primera en comprarlo.
Cuenta conmigo
avatar
lady anime
Enano

Cantidad de envíos : 91
Edad : 20
Localización : *mira a todos lados, enfadada* Mi príncipe azul se retrasa.
Fecha de inscripción : 17/02/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ángel Diabólico

Mensaje  Sandri el Sáb Mar 06, 2010 12:12 am

Muchas gracias Smile

_________________
"Se marchó, se fue por donde había venido y no volvió,
y me ha dejado con dos tazas de café...
y el alma llena de pena"


"Porque, antes de saber condenada el alma de otro,
prefería vender la suya propia al diablo"


Mi blog: http://azahara-librosymusica.blogspot.com/

Sandri
Elfo

Cantidad de envíos : 535
Edad : 25
Localización : El bosque de Alis Lithban ^^
Fecha de inscripción : 14/12/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Ángel Diabólico

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.