Últimos temas
» Yo misma
Mar Mayo 17, 2011 1:54 pm por Araben

» Último libro comprado
Lun Mayo 02, 2011 3:53 am por Sandri

» Último libro leído
Lun Mayo 02, 2011 3:51 am por Sandri

» Test para Foristas :)
Sáb Mar 19, 2011 12:43 pm por Soniifairy

» Detalles de Venta
Mar Mar 15, 2011 5:39 pm por lady anime

» División en dos apartados
Lun Mar 07, 2011 4:07 pm por Sandri

» Otros libros
Jue Mar 03, 2011 10:05 am por Shadowsoul

» Carta de amor
Jue Mar 03, 2011 10:01 am por Shadowsoul

» Stranger
Jue Mar 03, 2011 9:45 am por Shadowsoul

Septiembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña


Leyenda de los Elfos de la Noche (por Eriana)

Foro :: Otros :: Fan Fics

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Leyenda de los Elfos de la Noche (por Eriana)

Mensaje  Eriana el Dom Nov 02, 2008 3:51 pm

Ahora que el concurso de Fan Fics ya ha terminado, podéis mandarme vuestras historias para que las publique Smile
Como de momento nadie lo ha hecho, empiezo con un fan fic que escribí, aunque nunca lo envié al concurso...


En tiempos antiguos los Dos Continentes se componían de tres razas fundamentales: los humanos, los enanos y los elfos. Vivían pacíficamente mezclados a excepción de los elfos. Ésta longeva estirpe prefería la soledad y el nomadismo, evitando en sus viajes a toda costa cualquier gentío cercano. Cuando llegaban a la edad de procrear se unían con otro elfo, cuidaban la criatura hasta los cien años y luego cada uno seguía su camino, solo. Durante muchos milenios llevaron éste estilo de vida que parecía más propio de animales que de seres racionales, pero entonces llegó a los oídos de los elfos una nueva: los íncubos. Al principio los creían tan inofensivos como a los humanos, mas tras los primeros ataques que acabaron con la vida de más de un elfo, éstos experimentaron un sentimiento completamente nuevo: el miedo.
Fue entonces cuando se formaron las primeras etnias, no podían arriesgarse a perder miembros de tan gran familia constantemente. Pronto los elfos formaron tribus más y más grandes y cada una se situó en un reino concreto, comenzando una nueva vida como sedentarios.
Los vampiros parecían haber desaparecido, pues los ataques sucedían cada vez con menos frecuencia, aunque seguían al acecho. Las razas eran seis: los Elfos de las Rocas, los Elfos Ígneos, los Elfos del Bosque, los Elfos del Aire y los Elfos del Agua. También había otra estirpe, mas ésta seguía prefiriendo la soledad y nunca meditó siquiera la idea de formar una tribu, su nombre se quedó en Elfos. Muchos dudaban de su existencia, puesto que sólo se dejaban ver por la noche y pasaban gran parte del día reposando. Algunos siglos después decidieron juntarse en un solo reino, los íncubos habían regresado, sedientos de sangre élfica.
Se instalaron en un reino que estaba desierto y lo bautizaron como Siarta.
Los demás elfos, tras vivir durante muchos años en el mismo paraje, se cambiaron los colores de sus cabellos, ojos y labios por los característicos de su elemento: las rocas, el fuego, la tierra, el aire y el agua. Aun estando habitada, Siarta parecía tan abandonada como antes, los elfos seguían su estilo de vida nocturno sin importarles lo que los demás pensaran.
A partir del momento en el que los rayos del sol ya no eran más que una fina línea en el horizonte, salían de sus moradas.
Pero, ¿qué hacían durante toda la noche?
Se sentaban, solos o acompañados, en algún lugar de gran altitud para contemplar maravillados el brillante astro blanco que iluminaba la tétrica oscuridad. Pasaban horas así sentados observando la inmaculada luna, alzando de vez en cuando la mano para agarrarla, en vano.
Habían pedido a los Elfos del Aire que los llevaran volando con sus alas para tocarla, muriendo en el intento. También se construyeron innumerables torres para luego ser escaladas por los elfos, mas todas acababan cayendo antes de ser suficientemente altas como para tocar a la Reina de la Noche.
Pero jamás se dieron por vencidos.
Envidiaban a los demás elfos por poseer la magia del elemento que ellos querían.
¿Por qué ellos no lo conseguían? ¿Qué estaban haciendo mal?
Aunque no tenían poderes mágicos sus cabellos, ojos y labios habían adoptado el color del oscuro cielo por la noche: azul oscuro. Pero entonces ocurrió algo que cambió sus vidas para siempre. Una noche de luna llena una elfa de belleza sobrenatural acudió a la llamada del astro del color de la nieve. Sintió que intentaba transmitirle algo, mas no consiguió descubrir el qué.
Todas las noches de plenilunio la joven asistía a su encuentro con el astro, tratando descubrir que debía hacer. Decidió entonces caminar guiándose por su luz para tratas de hallar más pistas. Tras largas horas de camino encontró un pequeño estanque de aguas cristalinas, mas la luna se estaba escondiendo en el instante en el que hizo su hallazgo. No estaba segura si aquél descubrimiento era crucial para su búsqueda, por lo que le hizo caso omiso.
Pasaron más de seis siglos antes de retornar al lugar en el que se encontraba la alberca. Se dejó caer, agotada, sobre la fresca hierba y contempló el estanque con curiosidad. Solamente vio el reflejo de la redonda luna en él, nada más. Entonces lo supo.
Sabía cual era su deber y lo que tenía que hacer. Se despojó de su sedoso vestido grisáceo y de todo adorno que llevara. Esperó, desnuda, hasta que el reflejo del astro se situó justo en medio del estanque. Sumergió primero un pie, después otro y luego el cuerpo entero. Su única reacción al helada agua fue un suave estremecimiento. Cualquier persona sensata habría salido de inmediato, mas ella tenía una misión de suma importancia.
No podía abandonar ahora, estaba tan cerca, era ahora o nunca.
El estanque era más profundo de lo que había imaginado, por lo que tuvo que nadar hasta su centro. Algunos peces rozaron su delicada piel, produciéndole un suave cosquilleo por todo el cuerpo, mas ella siguió sin hacerles caso. La distancia era también más larga de lo que había creído y le costaba horrores avanzar. Todo su frágil cuerpo estaba entumecido, pero estaba tan cerca….
Pero llegó, y una vez allí sonrió, satisfecha, antes de hundirse en el helado estanque.
Despertó días después en una habitación desconocida, rodeada por personas desconocidas
avatar
Eriana
Alto Humano

Cantidad de envíos : 103
Edad : 24
Localización : Bajo un cielo regentado por tres lunas...
Fecha de inscripción : 04/07/2008

Ver perfil de usuario http://carolinalozano.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Leyenda de los Elfos de la Noche (por Eriana)

Mensaje  Eriana el Dom Nov 02, 2008 3:51 pm

Y aqui la segunda parte Wink

-¿Dó-dónde estoy?- preguntó, temblorosa.
Los elfos se miraron unos a otros sin saber que contestar.
-O-os encontra-encontramos ju-junto al estan-estanque- explicó uno, con miedo en la voz. Al observarlos mejor, se dio cuenta del miedo que se había apoderado de todos. Se incorporó, haciendo que todos se apartaran un poco de la cama, para pensar mejor.
Fue entonces cuando lo percibió: Un reconfortante cosquilleo recorría todo su cuerpo sin cesar.
Sus ojos se empañaron de alegría, lo había conseguido, ahora ya era una maga.
-¿Qu-qué os pa-pasa?-tartamudeó otro.
Ella le dirigió una calida mirada.
-Tengo el poder de la Luna-.
Los unos la miraron maravillados, otros curiosos y otros con desaprobación.
En la habitación comenzaron a oírse murmullos por todas partes hasta que alguien decidió hablar.
-¿Cómo lo habéis hecho?- preguntó, ésta vez sin temor el primero.
Ella lo meditó unos instantes.
-Pues…toqué el reflejo de la Luna- dijo simplemente.
De nuevo se oyeron murmullos en la cámara.
-¿Y cómo supisteis que debíais hacerlo?- preguntó una mujer a la que no le parecía muy convincente la explicación.
-Llevo 300 años oyendo las llamadas de la Luna, no sé porque, pero me escogió a mí para que supierais como obtener el poder que tantos siglos lleváis buscando-.
-¡Mentira!-exclamó la mujer-¿por qué debería haberte escogido a ti?-.
La joven elfa la miró con tristeza.
-No lo sé-confesó-simplemente sé que ella quería que os lo transmitiera-.
Se miraron los unos a otros, desconcertados.
-¡Está mintiendo!-dijo otra-¡es una bruja!-.
Todos callaron durante un momento, mas después comenzaron a discutir desordenadamente. Los unos, diciendo que era su salvadora por mostrarles la manera de obtener el poder del astro, los otros, empeñándose en que había que quemarla.
Ya que no encontraron el por qué la Luna la había escogido a ella, la sentenciaron a muerte por bruja. El acto se celebró dos meses después, y una semana antes de su aniversario, mas ella no lo mencionó. Decidieron llevar a cabo aquella sucia tarea en Arsilon, para que todos supieran de su muerte. Se necesitaron a diez guardias para llevarla hasta la hoguera , no podían olvidar que era una bruja. Muchos esperaban una mujer de ropajes viejos y rotos, mas lo que vieron los dejó de piedra.
Una bella elfa de largos cabellos azulados, ojos que parecían zafiros y labios carnosos del mismo color. Un vestido gris rodeado por un cinturón de oro blanco vestían tan frágil criatura, que más que una bruja, parecía una diosa.
Dos guardias la ataron al palo con delicadeza, como si temieran romperla.
Ella no se resistió, si aquél era su destino, así sería, aunque no pudo reprimir dos dulces lágrimas de amargura que le rodaron mejillas abajo.
-¡Es inocente!-gritaba la muchedumbre, fascinada por su belleza.
Pero no había vuelta atrás.
Uno de los guardias se acercó con una antorcha en la mano para hacer arder la paja.
-Lo siento mucho-murmuró.
Ella le dedicó una cálida mirada, aunque sus ojos estaban empapados, él lo vio.
Encendió la paja, reprimiendo las ganas de echar a correr en busca de agua.
-Son órdenes- dijo ella amablemente-no te comas la cabeza por eso, pero ¿me podrías hacer un último favor? Quítame el cinturón y entrégaselo a mi hija Aira si algún día te topas con ella-.
Él lo hizo y no pudo reprimir llorar, por primera vez en su vida.
-En un futuro, tú también te convertirás en un digno Elfo de la Noche-.
-¿Qué…?-preguntó él, mas las llamas ya la estaban consumiendo.

Eyrien de Siarta, así se llamaba la primera Hija de la Noche, madre de Aira y tatarabuela de la actual Eyrien de Siarta. En su honor se construyó el primer centro Umbanda en Arsilon; en la plaza de la ejecución.
avatar
Eriana
Alto Humano

Cantidad de envíos : 103
Edad : 24
Localización : Bajo un cielo regentado por tres lunas...
Fecha de inscripción : 04/07/2008

Ver perfil de usuario http://carolinalozano.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Leyenda de los Elfos de la Noche (por Eriana)

Mensaje  Elena el Miér Nov 05, 2008 6:20 pm

me la he leído y .... _S mu buena!!!!!!!!!!!!!
q pena q no la presentasses habrías ganado seguro=D
Tamben m gustaron mucho tus otras historias las de relatos he historias, s nota que lo tuyo s la literatura.
1 saludo bss Elena
avatar
Elena
Aprendices

Cantidad de envíos : 9
Edad : 24
Localización : madrid
Fecha de inscripción : 10/10/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Leyenda de los Elfos de la Noche (por Eriana)

Mensaje  Sandri el Dom Dic 14, 2008 9:07 pm

Qué chulada de relato, me ha encantado!! Very Happy Tienes una imaginación sin desperdicio!!
Es una manera estupenda de narrar el origen de los Elfos de la Noche, y a la vez el de la propia Eyrien ^^
Lo dicho Eriana, deberías dedicarte a la literatura, se nota que te gusta escribir y que tu imaginación es desbordante. Enhorabuena!! Very Happy Wink

_________________
"Se marchó, se fue por donde había venido y no volvió,
y me ha dejado con dos tazas de café...
y el alma llena de pena"


"Porque, antes de saber condenada el alma de otro,
prefería vender la suya propia al diablo"


Mi blog: http://azahara-librosymusica.blogspot.com/

Sandri
Elfo

Cantidad de envíos : 535
Edad : 25
Localización : El bosque de Alis Lithban ^^
Fecha de inscripción : 14/12/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Leyenda de los Elfos de la Noche (por Eriana)

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Foro :: Otros :: Fan Fics

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.